Moloss y Minion (Músico) - Edición Limitada



Moloss, el guerrero maldito, el amante condenado, y Minion, el querubín demoniaco y atormentador, componen una miniatura de músico excepcional que puede usarse en cualquier tipo de ejército maléfico, tanto en una unidad peatona como en una caballeria.



28 mm : De metal blanco con una base de 25x50 mm.
54 mm: De resina con una base redonda esculpida.

Viene con un Certifado de Autenticidad numerado.

Para ver cómo ensamblar
Moloss y Minion, pulsa aquí.

¡Pide rápido: Cantidades limitadas a 500 copias!


Tipo de ejército: El estatuto de esclavo del músico le permite incluirlo en casi cualquier tipo de ejército maléfico: Elfos Oscuros, No-Muertos (Vampiros), Caótico, Humana, etc.

Clase: Moloss y Minion pueden ser considerados como una miniatura de Guerrero o de Criatura. 

La miniatura fue concebida para una unidad peatona, aunque ocupa el espacio de dos soldados estandares ( véase el capítulo Base para mayor información ). Pero puede también ser usada en una unidad de caballería.

Puede usted considerar que ambos personajes de la miniatura luchan como una sola criatura, o más bien como dos criaturas independientes.

Armas: Ya que es obstaculizado, drogado y a gatas, puede considerar que Moloss goza de facultades de combate reducidas, o al revés que, a pesar de sus trabas, su masa hace que es un combatiente excepcional, y las drogas que tomó le volvieron aun más feroz en el combate. Lo mismo ocurre con Minion el querubín. Dado su pequeño tamaño, puede ser considerado como inexistante en términos de combate, o al revés, puede estimar que sus garras infligen heridas graves. 

Armadura: Aquí también, puede usted considerar que siendo casi desnudos, los personajes disponen de armadura mínima o, al revés, que su gruesa capa de grasa proporciona a Moloss una armadura natural.

Base:
La miniatura en 28mm viene con una base rectangular de 25x50 mm.
La miniatura puede también tener une base de 20x40 mm.
Para construir una base de 20x40, puede usted colgar dos bases de 20x20 sobre un pequeño pedazo de cartón.

Si quiere integrar Moloss y Minion en una unidad peatona, ocuparán el espacio de dos peatones pero contarán sólo como una figurilla. Si mueren durante la batalla, quita la figurilla y reemplazala por una miniatura de peatón estándar para que se contabilize sólo una pérdida en su undidad.

"Nadie... sabe ..."
 
"No saben que ... yo pienso ..."

"No muerto ... todavía no."

"Ella... no me ha roto ..."

"Un día... libre ."

La criatura se estremeció cuando sintiendo algo suave rozar su piel.

Moloss era acostumbrado con el arañazo del látigo de espino, con el filo helado de las armas, con las mordeduras de colmillos afilados.

Pero esto ...
Esta suavidad, era como una brasa ardiente.
Sobresaltó y trató de librarse del toque de terciopelo. Pero sus cadenas tintaron, lo que le obligó a detenerse a gatas.

No era más que una masa monstruosa de carne, una obscenidad enorme y deforme. ¿Cómo imaginar que detrás de la máscara de cuero mohoso que cubría su cabeza masiva, había tenido antaño el rostro del más glorioso y poderoso de los hombres.

¿Se acordaba realmente de eso?
¿Qué había ocurrido de verdad?

¿Pudiera él haber sido su amante, su hermano, su rey?
Lo único que sabía era que él le había traicionado. Traicionó a su amor o su confianza.
Y eso era su castigo eterno.
Había sido un héroe, un conquistador, y ahora no era más que ...

El delicado toque le hizo sobresaltar de nuevo y la voz de la mujer sonó, alegre y maliciosa :
"Te he llevado tu pequeño compañero, mi Muy Querido. ¡Este día va a ser glorioso!  ¡Y caminarás a mi lado!"

El delicado toque le hizo sobresaltar de nuevo y la voz de la mujer sonó, alegre y maliciosa: "Te he llevado tu pequeño compañero, mi Muy Querido. ¡Este día va a ser glorioso!¡ Y caminarás a mi lado! " Los gruñidos de la pequeña criatura le daban náuseas. Se parecía a la versión demencial de un pequeño cupido. Su rostro estaba paralizado en una mueca malsana. De su espalda, parte donde sus alas debieran ser, surgieron dos pares de garras largas como las piernas de una araña gigante, moviendo lentamente como si estuvieran constantemente en busca de algo para lanzarse. El ángel monstruoso empezó a subir su enorme cuerpo. Una vez más, el hombre monstruo sobresaltando, tratando de esquivar, pero las cadenas volvieron a tintar, lo que le inmovilizó mientras que Minion se subía por encima del yugo sobre sus hombros para sentarse en la silla instalada en su espalda.

"Sois tan lindos, ambos", dijo la mujer con una sonrisa enternecida.

El pequeño ángel morboso blandió dos machotes y los lanzó sobre los tambores, colgados a los lados del hombre, con toda la fuerza de sus pequeños brazos gorditos.
Moloss dejó escapar un gemido de desesperación de su garganta casi humana.

Circulaba el rumor de que Minion, el angelito, estaba un recuerdo de su amor pasado. Cada golpe tocado en los tambores sonaba como el latir del corazón cuando los dos amantes estaban unidos.
Cada latido del tambor, como el latido de corazones de su amor traicionado.
 
"¡Adelante! ¡Esta noche, luchamos!"

A gatas, cubierto de cadenas, clavos y puntas, el angelito maléfico presidiendo en su espalda y golpeando a la cadencia de un ejército en marcha, Moloss salió de su celda, seguido de la larga silueta de Asharah, la mujer que antes había amado.
En su mente casi humana, a través del dolor y de la confusión, pensamientos estaban formándose.

"Un día ... ¡Libre!"





Productos Relacionados